14 de mayo de 2013

CRÍTICA | LAS CRÓNICAS DEL MIEDO (2012)

En términos de terror, las antologías han quedado olvidadas en los pasillos de los videoclubs e incluso esas son, en su mayoría, inconsistentes y no valen la pena. El mayor encanto de “V/H/S” se encuentra en ese simple hecho, porque se plantea volver a ver una de estas en condiciones, y el trabajo está dentro de todo hecho al introducir creatividad y un satisfactorio puñado de sustos.

En el centro, está un grupo de jóvenes delincuentes, por decir de alguna forma, quienes son contratados para asaltar una casa. Sin muchos datos de quien los contrato, y con la única orden de llevarse un video, entran en la casa, pero no solo encuentran una cinta de video, sino una amplia colección de ellas. Tras la pista de la película específica, el film nos expone a unas cuantas cintas durante su búsqueda, la cual también lleva a los jóvenes a vivir otra historia de terror por ellos mismos.

No hay ninguna perfección en “V/H/S”, es más, sigue siendo un tanto inconsistente como las otras al contar con unas cinco historias (Sin contar la narrativa en el centro) de unos 20 minutos cada una, de las cuales diría que solo tres son totalmente redimibles. A su vez, si bien son menos las que merecen una recomendación por sí solas, las cinco barajan distintos géneros dentro del terror, entre casas embrujadas, bosques tétricos, fantasmas y simples asesinos. El solo hecho de poder ver varias facetas de terror en un solo paquete es lo que vale la pena, sin mencionar además, la presencia de efectivos sustos.

La única constante en estas historias es que las seis usan el método de la cámara en mano que, además de volverse bastante popular últimamente, emula realidad. Al menos en estos cortos, por una vez, el formato es aprovechado, aunque no necesariamente justificado en todos los casos, lo cual tampoco desentona de mas ya que nunca se explica porque todos han grabado sus videos en vhs. Como ejemplo, a pesar de ser uno de los segmentos más flojos, “Tuesday the 17th”, da una genial uso y justificación de la cámara, el cual podría evolucionar en algo más extenso si se quisiera, y hablo de uno de los que no funciona a la larga. Además, hay apariciones de cámaras web, cámaras escondidas y cámaras corrientes, así que al menos la variedad de formatos abunda tanto como los géneros, lo cual es divertido al estar atento de ver que será lo que sigue.

Una ventaja del estilo found footage es que al encontrarnos con seis directores diferentes para cada historia, no se nota mucha diferencia en apariencia, pero si da libertad para estilos que marcan las intenciones que cada uno tiene con el material. A su vez, esto se refleja en el orden al comparar uno relativamente tranquilo, con algo como el genial pero más completo segmento que se encarga de cerrar en gran nota todo el asunto.  Sin arruinarlo de más, este, “10/31/98” es el mejor de todos al ser uno que se transforma y se vuelve completamente loco llegando a su conclusión, no es el más original de todos, pero juega muy bien con lo que plantea y sobre todo está muy bien ejecutado. Es quizá uno que podría recomendar por si solo.

Me gusta la variedad que se ofrece acá, si bien no disfrute todo lo que se revela en sus casi 120 minutos de duración, por lo que no sería capaz de cortar mucho, pero uno de sus fallos está en su duración, al encontrarnos con momentos en los que uno piensa que no va terminarse nunca. Es bueno saber que la apurada secuela parece haber resuelto el problema al presentar solo cinco segmentos en total, y estoy ansioso de poder darle una chance, pero por el momento, con el resultado presente, es una pena no poder haber pulido ese aspecto, que aun como experiencia piloto, funciona.

Siempre trato de ir tras la creatividad y realmente hay mucho que encontrar en “V/H/S”, especialmente para amantes del terror que no buscan lo mismo de siempre. De verdad, incluso con sus problemas, uno no puede negarse el gusto de ver terror envuelto en un formato distinto, que tiene algo para todos siempre y cuando se acepte lo que intenta crear. Como dije no es de ninguna manera perfecta y carga con inconsistencias, pero dicho eso, pueden apúntenme para el siguiente capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario