10 de febrero de 2013

Top 10 | Lo Mejor del 2012


Mencionar mis películas favoritas de un año siempre es tarea difícil de conseguir apenas termina el mismo. Simplemente no puedo dejar pasar la oportunidad de ver las películas atrasadas del año, las cuales, ubicándonos a algunas semanas de los premios más grandes, son por lo general de mucho valor.

Terminando enero y habiendo visto un poco de lo que febrero ofreció, del 2012, creo que estoy listo para mencionar esas películas excepcionales que se separaron del resto. Este año, la lista no fue fácil, dado que el 2012 fue un año lleno de buen cine, que barajo todos los géneros y que marco muchos acontecimientos, por lo que habrá algunas menciones honorables de más.

Mis reglas son las siempre. Las películas listadas debajo son estrenos exclusivamente del 2012 que llegaron a nuestro país entre enero de 2012 y este febrero de 2013. Por esto, aquellas que no llegaron o fueron estrenos rezagados del 2011, no serán contadas. Es una pena que “Drive” no pueda entrar dado que sería una de las primeras, o la primera, pero bueno, reglas son reglas, y al menos ya la mencione ahora.

Pero comenzar, el 2012 trajo una buena toma del género de terror con “Sinister”, un poco inventiva ciencia ficción con “Prometeo” o “Cloud Atlas”, así como comedias que funcionaron perfectamente como “Ted”.  Como dije, fue un año variado y no hubo un género no representado con algo de calidad.  Podría seguir sumando títulos interesantes, como la visual y espiritual “Life of Pi”, así como la emocionante “Amigos Intocables”, pero lo que de verdad me dejó huella viene a continuación.

Empezando por esas menciones honorables que no lograron encontrar un lugar:

Los Vengadores: El resultado de un trabajo de casi 5 años resulto ser fantástico y no dejo decepción alguna. La unión de Iron Man, Hulk, Capitan America y Thor, acabo siendo tan épica, tan entretenida y tan heroica como cualquiera podía pedir. Junto a Joss Whedon, Marvel consiguió llevar al cine el sueño de cualquier fanático de los comics, y no puedo esperar a ver que nos aguarda para los próximos años.

Moonrise Kingdom: Lo más reciente por parte de Wes Anderson es lo más genial que ha hecho después de “Fantastic Mr.Fox”, y eso dice mucho la verdad. La única razón por la que no sigue camino arriba es por el hecho de que no la tengo muy fresca, y no me gustaría hablar de más sin haberla visto otra vez.

Lincoln: Un guion bien llevado, un Spielberg controlando y respetando la historia, y una de las mejores actuaciones de Daniel Day Lewis llevan a “Lincoln” a triunfar en todos los aspectos que una película del decimosexto presidente estadounidense debería cumplir.

Frankenweenie: Tim Burton no me dejo mucho con “Sombras Tenebrosas”, al encontrarse con algunos de los problemas con los que su “Alicia” cargaba, pero “Frankenweenie” es puro y clásico Burton, y es lo mejor que ha dirigido en años.

Jack Reacher: Uno tiene que sumar un poco de acción, y “Jack Reacher” nos da eso pero con sustancia. Las escenas de acción podrán llegar con paciencia, pero cada una es excelente, aunque no tanto como la investigación y el mismo personaje interpretado por Tom Cruise.

Ralph El Demoledor: Genial a un nivel conceptual, argumental y visual. “Ralph” es tan entretenida como un buen videojuego.

Comando Especial: La película más graciosa del año. Bueno, que se proclama como una comedia.

10. Mátalos Suavemente
Tiene la capacidad de funcionar como un thriller y una crítica al gobierno estadounidense y su sistema económico. “Killing Them Softly” fue una de las películas más multifacéticas del año pasado y puede ser juzgada por explotar su mensaje, pero debe arriesgarse a que sea notorio, dado que de no ser así, este sería invisible para algunos.

Habiéndola visto una vez, no sé si tendrá el suficiente valor como para verse repetidas veces, pero en una primera instancia, la película se mueve a su ritmo y sin saber cuál era su principal objetivo, encontré esta historia de gangsters tan artística, calma, e inteligente, como pretende ser.



9. Siete Psicópatas
No es tu comedia convencional, pero realmente es difícil de ponerla dentro de un género. El segundo largometraje de Martin MacDonagh, luego de “En Brujas”, es bastante ingenioso y del todo hilarante gracias a sus rápidos diálogos y una serie de personajes excéntricos y psicóticos.

Con un elenco en su mejor punto, “Seven Psychopaths” junta lo que es una suerte de farsa hollywoodense con un poco de violencia, y acaba en algo muy raro pero funcional dentro de su locura. La segunda mitad es tan diferente y tan divertida trabajando solo con la química de los tres protagonistas, que acaba como una experiencia bastante única dentro de lo que pretende ser.

Entre otras cosas, vale la pena verla por Christopher Walken, quien da una de sus mejores actuaciones en años.


8. La Noche más Oscura
Sin lugar a dudas, creo que podría decir que “Zero Dark Thirty” fue la película mejor dirigida del 2012. La tarea que conlleva meter los 10 años que duró la cacería por Osama Bin Laden en 150 minutos es ardua, pero Kathryn Bigelow logra poner todo en escena. La desesperación, los medios y la delgada línea entre lo correcto y lo incorrecto, esta no es una película que celebra el resultado, sino que deja al espectador que vea la historia real y lo deja juzgar si así lo quiere.

Bigelow dirige el inteligente guion de Mark Boal con fuerza y cambia de faceta en faceta a medida que la historia lo pide. A la hora de culminar, los últimos 30 minutos son tan tensos y están tan bien ejecutados que saber el final no afecta en lo absoluto.


7. Las Ventajas de ser Invisible
Genuina, graciosa y emocionante. Tres cosas que definen a dos películas en esta lista, las cuales se parecen, y tuvieron un enorme impacto sobre mí.

“The Perks of Being a Wallflower” es dueña de un corazón poderoso y con mucho que decir. A medida que su historia avanza, puede que nos topemos con cosas que hemos visto antes, pero se incorporan de tal forma que se siente natural dentro de un género que llega más adelante gracias a esta sincera historia.

La identificación de los jóvenes es real y creíble, así como lo son sus relaciones. Las tres excelentes actuaciones que encabezan el elenco te toman desde el principio, y esos tres personajes, con sus defectos, problemas y sensaciones, te llevan creíblemente por la vida de un adolecente.

Particularmente me gusta el concepto de “ser infinito”. Y de alguna manera, estemos con quien estemos o hagamos lo que hagamos, en algún momento de nuestra vida, todos somos infinitos.



6. Argo
Todavía me acuerdo cuando salí de ver “The Town” hace un par de años. La sensación que me dejo fue que Ben Affleck era una prioridad como director de ahora en adelante, porque junto a “Desapareció una Noche”, su talento no podía ser coincidencia.

Atento a “Argo” desde hace tiempo y contento de verlo intentar algo que no fuera crimen, el thriller más reciente de Affleck es capaz de unir una historia real con un toque humorístico y otro de nervios puros. Además, el guion de Chris Terrio aprovecha su argumento para introducir un poco de amor por el antiguo Hollywood.

Si “Argo” no pone a Affleck en el radar de todos, no sé qué lo va a hacer, porque de verdad es su mejor película hasta ahora y eso es decir mucho.



5. Batman: El Caballero de la Noche Asciende
Seré el primero en admitir que tiene problemas, y la primera vez que la vi me pareció que fue un más que satisfactorio final a una trilogía épica. Ahora, con otras dos visitas, los problemas siguen presentes, pero ya no me molestan, y cuanto más la veo, más me gusta.

“The Dark Knight Rises” es increíblemente épica y es totalmente diferente a sus predecesoras. A medida que uno la revisita puede ver que esa tremenda ambición se vuelve cada vez más efectiva y los problemas se olvidan o se resuelven en la cabeza de uno mismo. Christopher Nolan logro igualar la calidad que trajo para sus otras dos películas de Batman y sinceramente, nunca hubiera imaginado que una película del hombre murciélago llegaría tan lejos, por lo que de verdad culmina esta trilogía en lo más alto.

No, no es la mejor película del año, pero merecidamente termina entre mis favoritas.



4. Looper 
No creo que nadie me pueda decir que el concepto de “Looper” no fue el más original del año pasado, aunque eso no es lo más importante. Lo que interesa es lo que el director y guionista, Rian Johnson, hizo con ese concepto. Lo exprimió, y desde ahí creó lo que considero como un clásico de culto a punto de formarse.

Al momento de hablar de películas sobre viajes en el tiempo, puede que esta sea una de las primeras que mencione, dado que de verdad se esfuerza en hacernos creer en este futuro no tan lejano. Johnson no pone límites a su imaginación, pero tampoco hace de su viaje aburrido, ya que mantiene las cosas tanto inteligentes como animadas presentando nuevas ideas en cada esquina y dando un toque maduro con una violenta persecución de gato y ratón, bueno, más bien de gato y gato…

“Looper” es la mejor película de ciencia ficción desde “El Origen” en 2010. Supongo que eso bastara para convencer a cualquiera.



3. El Lado Luminoso de la Vida
Han hablado de clichés y de que es algo corriente, alrededor de “Silver Linings Playbook”, pero no hay nada de certeza en ninguno de esos argumentos. La naturaleza del film podrá presentar resultados que hemos visto incontables veces, pero nunca con tanto tacto, emoción, realidad o personajes que te lleguen al alma.

La mirada optimista de “El Lado Luminoso de la Vida” fue una de las cosas más admirables del 2012, y el romance entre dos personas que ven las cosas de otra manera es tan creíble, que la belleza sobresale del entrañable film de David O. Russell. Los personajes son totalmente humanos, por lo que es fácil sentir simpatía y cariño hacia ellos, así como entender esos sentimientos entre ellos.

Podría hablar de ella todo el día, pero el fin del asunto es que fue la experiencia más emocionante del año, y no puedo esperar a volver a vivirla.


2. Skyfall
El aniversario de 50 años de James Bond en el cine trajo la perfección para 007, porque he visto pocas películas de acción con tanto estilo y tanta clase. La épica “Skyfall” es algo mucho mayor que solo una aventura más para el espía inglés. Es un renacer que le da lo suficiente al espectador común y sorprende al fanático de 007 con tanto referencias, como más desarrollo para este personaje mítico.

Sam Mendes y Roger Deakins vuelven a unir fuerzas y el resultado es una de las cosas más bellas, visualmente hablando. Las siluetas, las sombras, el pasado, todos elementos que se ven y se sienten dentro de uno de los mejores guiones que la serie de 007 ha visto.

Tuvimos que esperar 2 años de más por ésta, pero claramente, valió la pena.



1. Django Sin Cadenas
Recientemente volví a ver “Django Unchained” y no podía creer lo intacta que quedo la experiencia en esta segunda oportunidad, es más, no podía creer, que esta incluso había sido todavía mejor.

Lo más reciente de Tarantino evalúa su trabajo completo, uniendo lo mejor de todo su estilo en un homenaje al western y una mirada al horror que fueron las épocas de esclavitud. Es impresionante ver como saca sonrisas de satisfacción, risas, y seriedad y madurez absoluta de un momento a otro, y es que el tema de la esclavitud es tan frágil, que prácticamente es imposible no caer en una zona ofensiva con todo lo que el director pone en pantalla. Sin embargo la confianza que Tarantino pone en “Django” es única. Él sabe que es lo que quiere hacer, y cómo hacerlo, no le tiene miedo a nada, y acierta en todos sus momentos, ya sea cuando quiere marcar un punto, hacer reír, o hacer que el espectador la pase como nunca.

Nunca quise despegar los ojos de la pantalla durante sus 165 minutos gloriosos, y a medida que deje la sala me di cuenta de que nadie más puede hacer algo así, nadie puede entretener y contar historias de esta manera. Nada es como “Django”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario