16 de enero de 2013

10 Disparos Memorables.

El disparar en el cráneo de alguien se ha ido convirtiendo en algún tipo de arte tras tantas pistolas descargadas en la cabeza de muchos personajes. Por eso, inspirado en mi revisita a las películas de Tarantino, pensé en aquellos disparos que realmente quedan grabados, tanto por belleza (Si se puede decir de esa forma) como por originalidad.

Obviando un conteo, por el hecho de que es difícil diferenciar cual es mejor, la lista no tiene ningún orden. Hay muchos que no están presentes porque hay millares que vale la pena resaltar, pero dudo que alguien pueda decirme que los que se encuentran aquí no son geniales por alguna u otra razón. Por otra parte, supongo que no hace falta agregar que muchas de estas escenas pueden arruinar el argumento de las películas a las que pertenecen.

Pueden ver la lista a continuación.

Pulp Fiction (1994)
Para muchos la obra maestra de Quentin Tarantino, “Pulp Fiction” sorprendió a muchos con su cómico disparo a la cabeza, el cual no solo no se ve venir, sino que ni siquiera aparece en el cuadro, lo único que podemos apreciar es la enorme mancha de sangre que aparece en un vidrio trasero.

Contexto: Tras cumplir con su trabajo, Vincent (John Travolta) y Jules (Samule L. Jackson) llevan a Marvin en su auto. Vincent deja que su labia lo distraiga.



Memento (2000)
El giro de “Memento” es uno para recordar por la peculiaridad que tiene su historia al ser contada desde el final al principio. Aun así, ubicándose en la introducción, este disparo hacia atrás esta tan bien ejecutado como ubicado.

Guarda el giro de la película consigo y tiene una razón para ir en reversa. Este tiene que pasar a la historia.

Contexto: No me gusta revelar el final de Memento ni por accidente, por lo que prefiero no escribir nada. Si la vieron, saben de qué hablo, y si no la vieron, háganlo lo antes posible.



Fight Club (1999)
Su estilizada cámara lenta y el humo que sale de la boca vibrante de Edward Norton mientras se dispara a sí mismo es fantástico, aunque es aún más fantástico el hecho de que no muera tras dispararse desde tan cerca, se dispara en el cachete en realidad pero aun así…

Es otro único y decisivo tiro de gatillo.

Contexto: Tras conocer el hecho de que él mismo es Tyler Durden (Brad Pitt), Jack (Edward Norton) se dispara en la cabeza para acabar con Durden.



Drive (2011) 
“Drive” es como una bestia tranquila, pero cuando rompe en ira, la tranquilidad se tiñe de rojo. Con un tono de paz, el escopetazo a la cabeza de Blanche (Christina Hendricks) en cámara lenta destruye esa tranquilidad mientras su cabeza se va despedazando. Si algo tan horrible puede considerarse bello, aca hay un buen ejemplo.

Contexto: El Conductor (Ryan Gosling) y Blanche llegan a un motel a esconderse tras ser emboscados por un auto luego del robo que acababan de llevar a cabo.



Escondidos en Brujas (2008)
Supongo que será solo mi amor por lo irónico de toda la escena y la razón por la cual Ralph Fiennes pone el cañón del arma en su boca (La cual contaría como otro disparo). El final del primer largometraje de Martin McDonagh es excelente, y el simple encuadre que combina la sangre que Harry (Fiennes) despide de su cabeza con la nieve que cae es único.

Contexto: Tras decir que si matara a un niño se volaría la cabeza, Harry dispara contra Ray (Colin Farrell), y en el proceso le vuela la cabeza a Jimmy (Jordan Prentice), a quien Harry confunde con un niño sin cabeza, por el hecho de que Jimmy era un enano.

Harry cumple su promesa.



El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford (2007)

Advertido por su mismo título, el asesinato de Jesse James tenía que resaltar tras unos 150 minutos de cinta, y realmente lo es, ay que esta podría ser una de las muertes mas memorables en una película.

La mueca en la cara de Brad Pitt, como golpea contra el cuadro, la forma en que cae de la silla, son instantes sublimes, de una cinta que merece cada segundo de esta excelente escena.

Contexto: Robert Ford (Casey Affleck) pone fin a la vida de Jesse James (Brad Pitt).



Los Infiltrados (2005)
Con unos cuantos de donde elegir, la cinta ganadora del oscar a mejor película carga con muchos momentos de extrema violencia. Contando unos cuatro disparos a la cabeza, memorables y demasiado inesperados, el primero de ellos se lleva los aplausos, hay pocos momentos tan impredecibles como este. Todo ocurre demasiado rápido.

Contexto: Tras descubrir al infiltrado en el departamento de policía., Billy Costigan (Leonardo DiCaprio) decide llevarlo a la justicia en vez de matarlo.



Kill Bill Vol 1 (2003)
Introducir una secuencia animada en su historia de dos volúmenes es otra prueba de la genialidad que Tarantino ofrece cuando filma una película, aunque es asombroso ver como durante esa secuencia, la violencia es mucho más efectiva en cualquier otro momento de la película. Específicamente en el volumen 1 de “Kill Bill”, la secuencia animada carga con dos disparos en la cabeza bien detallados, aunque el segundo es difícil de superar…

Contexto: Para mostrar la efectividad de O-Ren Ishii (Lucy Liu) como asesina, vemos como ella mata a un hombre en su limosina desde un edificio bastante lejano.



El Señor de la Guerra (2006)
Uno de los más inspirados y probablemente más largos. El film de Andrew Niccol comienza por seguir a una bala mientras esta es manufacturada y eventualmente acaba con la vida de un niño con un arma. Es tan brutal como es genial y forma parte de una película que es injustamente poco valorada.
Aunque sea la introducción sigue recordándose de vez en cuando.

Contexto: Es la introducción a una película sobre un traficante de armas. Eso lo dice todo.



Sin Lugar para los Débiles (2007)
Hay más de uno presente en el film de los Coen pero el hecho de que Bardem cargue consigo ese tanque de oxígeno y lo use para atravesar la cabeza de ese hombre, hace de este ultimo, algo un poco único. Uno realmente no sabe qué ocurrirá con la cabeza del hombre, y ese tanque acaba siendo más rápido y más limpio que una pistola con silenciador.

Contexto: Si no recuerdo mal, Anton Chigurh (Javier Bardem) necesitaba un auto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario