9 de octubre de 2012

CRITICA: LOS INDESTRUCTIBLES 2


El cometido en un principio era tener a este grupo de veteranos de la acción en un solo lugar, haciéndonos revivir sus mejores momentos en pantalla, pero más que revivirlos, solo pudimos recordarlos y ver todo el potencial malgastado en algunos rollos. Sin embargo, esa primera instancia sirvió de reflexión para darnos lo que buscamos desde el inicio, ya que este segundo intento despega por completo los pies de la tierra y entrega esa acción clásica de los 80, exagerada, violenta y demasiado entretenida.

“Los Indestructibles 2” es en realidad la versión 2.0 de su predecesora. Pulieron los problemas, agregaron más pirotecnia, más muertes y el doble de estrellas, todo lo que queríamos ver en un principio servido en bandeja. Lo interesante es que no solo se conforman con la presencia de todos los elementos en su lugar, sino que cada uno se complementa entre sí.

La mitad de los actores más importantes como Willis o Schwarzenegger siguen siendo cameos extensos, pero no solo trucos de marketing. A diferencia de la anterior (Seguiré comparándola porque es la mejor forma de resaltar lo que funciona), todos nuestros héroes favoritos tienen su hora de brillar y cuando les toca destacar, se roban sus escenas, causando un deseo incontrolable de aplaudir ante tales actos clásicos. Aunque pensándolo bien, el verlos con armas ya es razón suficiente para aplaudir, porque lo único que Schwarzenegger logro la primera vez fue sonreír y decir presente.

Arnold hace referencias a “Rambo” y “Terminator”, Chuck Norris hace un chiste sobre sí mismo, y como si fuera poco, cada vez que aparece en escena escuchamos la banda sonora de “El bueno, el malo y el feo”. Los actores saben exactamente dónde están y lo que están haciendo; están pasando un buen rato y los espectadores claramente los acompañan en el sentimiento.

El principal problema que sufrió “The Expendables” siempre fue a un nivel argumental, no es que la trama fuera mala, es más, era bien simple. Pero de alguna forma, las sub historias con las que cargaba eran devastadoras. Nadie quiere saber demasiado sobre los intereses románticos de Stallone o Statham, sus personajes son simples y su historia también debe serlo, no es necesario desarrollarlos de mas, es una pérdida de tiempo.

Dicho esto, los problemas del corazón vuelven a estar presentes en esta oportunidad, pero sorpresivamente no molestan tanto, ya que los mantienen cortos, fáciles y casi siempre acompañados de humor, él cual no era casi visible en su predecesora y del que la secuela aprovecha bastante.

“The Expendables 2” no intenta hacer nada nuevo, solo divertirse. Roza el cliché innumerables veces, pero viendo que todos parecen saber eso, el mismo se deja pasar. Para probar mi punto, el villano se llama literalmente Vilian, usa lentes de sol, una gabardina de cuero y asesina inocentes por el simple hecho de ser malo. El cliché de los clichés, sí, pero es tan desmesurado que uno lo deja pasar con facilidad, de otra forma sería imposible encontrar algo redimible.

Es difícil catalogarla como algo más que un entretenimiento hueco. Es lo que es, no complican las cosas y por fin nos dan lo que cualquiera buscaría con estas promesas. “Los Indestructibles 2”, no se frena y sigue una formula. No, no habrá giros de guion, tampoco un argumento muy complicado, solo plomo, golpes y el eventual guiño a la audiencia, pero personalmente, cuando voy a ver a Stallone y su equipo, no necesito más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario